El ciberbullying, una problemática social
November 18, 2022
Cómo reconocer las emociones
November 18, 2022

Diferencias entre uso, abuso y adicción del alcohol

Guzman Psychotherapy

El consumo de bebidas alcohólicas regularmente sucede en contextos sociales y gran parte de las personas pueden considerar que lo hacen de manera moderada, pero si bien el beber moderadamente resulta seguro para muchas personas, hay ciertos riesgos que describiré en este blog.

Es importante tener claridad que el alcohol es una droga que hace más lenta la actividad cerebral, por lo que es considerado un depresor del sistema nervioso central, generando cambios en el estado de ánimo, autocontrol, comportamiento, problemas de memoria, coordinación y control físico.

Uno de los estándares que se utilizan para el diagnóstico del abuso y adicción al alcohol es el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la asociación Americana de psiquiatría (DSM) y lo tomaremos como referencia para establecer las diferencias entre uso, abuso y adicción.

En el DSM-IV la diferencia entre abuso y adicción está basada en el abuso como una fase leve o temprana y la adicción como la manifestación severa de un cuadro clínico con algunas características similares.

En la actualidad, en DSM-5 se combinan las categorías uso, abuso y adicción en un trastorno único denominado trastorno por consumo de sustancias.

Los criterios para este trastorno son los siguientes:

  • Consumo de alcohol que provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo y que se manifiesta al menos por dos de los hechos siguientes en un plazo de 12 meses
  • Se consumen grandes cantidades de sustancia o durante un tiempo más prolongado de lo previsto.
  • Existe un deseo persistente o esfuerzos fracasados de abandonar o controlar el consumo de alcohol.
  • Se invierte mucho tiempo intentando conseguir alcohol, consumirlo y recuperarse de sus efectos.
  • Deseo intenso y ansias de consumir alcohol.
  • El consumo recurrente del alcohol puede llevar al incumplimiento de deberes en los ámbitos académicos, laborales o domésticos.
  • Consumo continuado del alcohol a pesar de los problemas recurrentes en la esfera social o interpersonal causados o exacerbados los efectos del consumo.
  • El consumo del alcohol provoca el abandono de actividades sociales, ocupacionales o recreativas.
  • Consumo recurrente de alcohol en situaciones en las que provoca un riesgo físico.
  • Se continúa con el consumo del alcohol a pesar de saber que padece un problema que probablemente se pueda originar o exacerbar por dicho consumo.
  • Tolerancia.
  • Abstinencia.

La gravedad de los síntomas puede especificarse así:

  • Leve: presencia de 2-3 síntomas
  • Moderado: Presencia de 4-5 síntomas
  • Grave: Presencia de 6 o más síntomas
  • Es muy importante tener claro qué significa cada concepto y los síntomas para saber si existe un trastorno de consumo de alcohol y poder intervenir a tiempo a través de diferentes ayudas como valoración por psiquiatría, psicología y medicina especializada.