El proceso hace parte del éxito
November 18, 2022
Diferencias entre uso, abuso y adicción del alcohol
November 18, 2022

El ciberbullying, una problemática social

Guzman Psychotherapy

El acoso cibernético (o ciberacoso) consiste en utilizar la tecnología para amenazar, avergonzar, intimidar o criticar a otra persona. Amenazas en línea, textos groseros, agresivos o despectivos enviados por Twitter, comentarios publicados en Internet o mensajes. Las actuaciones de ciberbullying pretenden socavar la dignidad de la víctima a través del ejercicio del poder que genera dominio y sumisión, en donde la víctima es inferior por su equivocación.

También el agresor busca hacer un desplazamiento de la ira y que otras personas se identifiquen con ella generando una ira colectiva; esto puede estar dado de manera intencional o impulsivamente.

El ciberbullying se convierte en un canal de relajación y bienestar ante la agresión, en donde se cree que no existen implicaciones legales o correctivos que restrinjan estas actuaciones. En el agresor sucede un efecto desinhibidor respaldado por la sensación de distanciamiento y anonimato, en la que busca aumentar su autoestima disminuyendo la de los demás.

El punto de “debilidad” que el matoneador aprovecha para comenzar su acoso, es la inseguridad en la víctima, usa la equivocación o error para desvalorizar, denigrar sus habilidades, conocimientos e integridad. Se da cuenta de la dificultad para expresar sus opiniones o emociones, de síntomas de ansiedad y depresión previos al acoso, de las pocas habilidades sociales, baja autoestima y autoconcepto, es posible que la víctima presente discapacidad cognitiva y física, la cual es usada por el matoneador.

También el matoneador puede poseer información íntima, privada de la víctima y esta puede ser utilizada como chantaje emocional y/o económico.

El ciberbullying es un medio tecnológico que se utiliza para obtener poder, dominio y sumisión del otro. Puede ser ejercido entre pares, como es el caso de los adolescentes entre los cuales existe uno que podría ser percibido por los demás como autoridad por sus características físicas, intelectuales y socioeconómicas y utilizar esto para opacar y agredir a los otros, ejerciendo una influencia sobre el grupo. Demostrando una intención de ejercer poder sobre alguien al que el matoneador percibe como una víctima débil.

Las redes sociales potencian el ciberbulling debido a la hiperconectividad por teléfono y las redes sociales, también el anonimato debido a que genera una sensación de seguridad, porque carece de elementos de autocorrección y autorregulación, la persona puede escribir y expresar deliberadamente su opinión sin censura ni restricción alguna.

El desconocimiento de las leyes que rigen el uso de las TIC y en algunos casos la no legislación al respecto, sumado al fácil acceso que tienen las personas a las TIC desde cualquier dispositivo.

El ciberbullying se presenta en diferentes grupos sociales, familiares, estratos, profesionales de diferentes áreas, comunidades en general, en la adolescencia, a través de los pares, en contextos escolares. Existen diferentes formas de ciberbullying; algunos acosadores se centrarán en sus creencias políticas, religiosas, mientras que otros pueden apuntar a la apariencia física, carácter, género, etnia, orientación sexual o cualquier cosa que pueda ser utilizado para provocarlo.

La agresión en las redes sociales se ha normalizado debido a la falta de consecuencias frente a las acciones negativas y se justifica el ejercicio del poder abusivo del agresor en el que la víctima es inferior por su equivocación, dificultades en las habilidades sociales y/o emocionales (es decir, se lo merecía por equivocarse, fue culpable por tomar esta decisión) es un poder abusivo porque los usuarios de las redes se sienten con la autoridad para señalar, juzgar, criticar e insultar sin ninguna autorregulación y restricción.

Hay que fomentar procesos educativos de prevención e intervención en donde se desarrollen la conciencia moral que permitan la introyección de habilidades como la empatía, toma de decisiones, solución de conflictos y la construcción de valores de convivencia como el respeto, la justicia; al igual se hace un llamado a los medios de comunicación para que no sean cómplices en la difusión de información que genere matoneo.