El Miedo. ¿Como reconocerlo y entenderlo?
June 16, 2020
Me emociono, te emocionas, nos emocionamos
July 21, 2020

Infidelidad, infidelidad…

Guzman Psychotherapy

Quiero empezar este escrito, aclarando que el tema de la infidelidad es más común de lo que se puede pensar, ha sido vivenciado de una u otra forma por todos, ya sea por la propia experiencia, o porque una persona cercana a ti, familiar o amigo lo ha vivido, y te ha hecho parte de este fenómeno. Pareciera haber una tendencia cada vez más mayor en las relaciones a presentar conflictos por el acto infiel y considerarse una de las causas del deterioro de una relación de pareja.

La infidelidad, data de muchos años atrás, sin embargo, no era contemplada en algunas culturas como un acto engañoso, sino como parte de un contexto, donde los hombres podían tener al tiempo más de una pareja, sin que esto generará malestar en el otro, y fuese aceptado socialmente, lógicamente este tipo de acciones también era asociado a la figura de poder, un poder que solo podía ser permitido al género masculino, y en el caso de las mujeres que llegaban a ser infieles y descubiertas podía vérselas como inmorales y ofensivas para con su pareja y por lo que podían ser, en algunos casos castigadas físicamente y repudiadas no solamente por la pareja sino por todo aquel que era conocedor de la situación.

En los países desarrollados, sin embargo, se ha podido investigar que la infidelidad se presenta casi que, en igual proporción entre hombres y mujeres, atribuido esto a que las mujeres de estos países poseen mayor capacidad de independencia emocional y económica.

Si miramos la infidelidad desde las perspectivas de los géneros, se observa que para los hombres el que su pareja le sea infiel puede repercutir imaginariamente en una agresión a su condición de hombre, es por esto que para este género significa y perturba mucho que su pareja haya podido mantener un vínculo sexual con otro hombre. Para el género femenino, en cambio, el acto infiel representa más una pérdida desde lo emocional, a las mujeres les suele preocupar no solamente el que el vínculo sexual que se haya presentado, sino que su pareja quede enganchada emocionalmente, y es una de las razones que conlleva a que se generen algunos síntomas que mencionaré más adelante.

La infidelidad, se podría decir que es uno de los hechos que genera mayor sensibilidad en aquellos que la han padecido, debido a que está ligada al engaño, a la traición y el sentirse engañado suele ser muy doloroso, y angustiante, especialmente porque nace o se produce de alguien que representa una connotación de amor, y en quien se ha depositado confianza, y en algunas ocasiones hasta abnegación, al punto de idealizar la imagen o figura que representa esta persona (Esposo, esposa , novio, novia).

La infidelidad, no inicia cuando es descubierta, inicia cuando se le permite a un tercero entrar en la relación, es decir cuándo se rompe esa vínculo que se ha mantenido bajo un acuerdo de relación, cuando se pierde lo que se cree exclusivo desde lo emocional y sexual.

Para algunas personas el ser infiel implica la pérdida del amor o afecto que se tiene, sin embargo, algunas investigaciones y experiencias clínicas han encontrado, que existen personas infieles que mantienen el sentimiento de amor y enamoramiento hacia sus parejas, sin que haya un deterioro del sentimiento. Es por esto por lo que se deben tener presentes todas las posibles causas que pueden conducir al acto infiel.

Mencionaré brevemente. algunas causas que pueden conllevar a la infidelidad, sin que se tome como una justificación del ser infiel, sólo como posibles razones que desencadenan en la infidelidad.

  • Factor biológico: Algunos estudios indican que la disminución de la hormona oxitocina puede conllevar a hombres o mujeres a ser infiel.
  • Factores Personales: Darse cuenta después de cierto tiempo en la relación, que la persona con la que se comparte no es la que llena las expectativas de un proyecto de vida juntos, pero sin embargo, le cuesta manifestar por no lastimar, no teniendo presente que el acto infiel es más doloroso que cualquier verdad.
  • Factores de la relación de pareja: Algunas parejas caen en la monotonía debido a distintos aspectos: Cuidado personal, presencia de hijos que lleva a que se ejerza más el rol de padres que de pareja, saturación de trabajo, dificultad en la comunicación como producto de características propias de los miembros de la pareja. La novedad que puede traer un tercero en la vida de las personas puede influir en el ser infiel.
  • Factores sociales: Algunos estímulos externos como la presencia de alcohol, drogas, y el concurrir a paginas o plataformas digitales que brindan el servicio de amistad en línea, pudieran también incidir o conllevar a la infidelidad si no se cuenta con la capacidad para autorregularse y establecer el límite necesario para evitar la conducta infiel.

De igual forma haré referencia a algunas de las consecuencias que trae consigo la infidelidad, en ambos géneros: Disminución o deterioro de la valía personal, sentimientos de desconfianza, ira, miedo a la perdida, estados de tristeza, frustración, ansiedad, e incluso en algunos casos ideación suicida. También los síntomas se presentarán en menor o mayor proporción de acuerdo con la capacidad de resolución de conflictos. Cabe anotar que algunas personas consideran que no son capaces de perdonar el acto infiel, sin embargo, les cuesta desvincularse emocionalmente de la pareja por lo que se mantienen en la relación.

El hecho infiel siempre y cuando no sea recurrente puede ser abordado y elaborado con éxito, con el acompañamiento de la ayuda terapéutica individual y de pareja.