Depresión posnatal: signos, síntomas y tratamientos para combatirla.
October 30, 2017
Técnicas para lidiar con su ira
November 10, 2017

¿Qué es lo que realmente ocurre en las sesiones de terapia?

Guzman Psychotherapy

Tomarse el tiempo para comprender y recrearse a sí mismo puede ser el comienzo de un proceso saludable de cambio y desarrollo personal; un proceso denominado “terapia”. Si nunca ha asistido a terapia o está pensando en hacer su primera cita, puede preguntarse qué contendrá e implicará la terapia. Preguntas como, "¿Mi terapeuta pensará que estoy loco?" O "¿Realmente tengo que decirle todo a mi terapeuta?" O "¿Será capaz de ayudar mi terapeuta?" Son bastante comunes. Entonces, ¿qué sucede en la terapia y qué debe saber sobre ella?

Usted no está solo.

Sentirse escéptico o dudoso sobre algo que nunca antes ha intentado es natural, y esto también se aplica a la terapia. Uno de los secretos compartidos entre los terapeutas experimentados es el siguiente: ¡USTED NO ES EL ÚNICO QUE EXPERIMENTA LOS PROBLEMAS QUE LO HAN TRAÍDO A TERAPIA! Sí, es cierto, otras personas también están tratando de manejar los mismos problemas o problemas similares, y muchos de ellos también están en terapia. Los problemas que usted enfrenta pueden generar sentimientos de aislamiento o exclusividad. La lucha contra el nerviosismo pre-terapia es más fácil cuando recuerda que no está solo en su lucha, y que buscar terapia es bastante común.

Los terapeutas trabajan de manera distinta.

Otro aspecto sobre la terapia que necesita saber es que no todos los terapeutas trabajan de la misma manera. Esto se debe a diferencias en los programas de entrenamiento, antecedentes profesionales o las técnicas de psicoterapia que integran en el proceso de terapia. Por ejemplo, algunos terapeutas invitan a sus clientes a quitarse los zapatos y sentirse cómodos, reír con ellos, aplaudir cuando prueban algo nuevo, animarlos cuando tienen éxito, fomentar la reflexión, enseñar a sus clientes sobre el proceso del cerebro o asignar "desafíos" semanales diseñados para que el paciente alcance logros por fuera de la terapia. Otros pueden permanecer en silencio durante la mayor parte de la sesión para permitir que el cliente haga la mayor parte de la conversación. Su terapeuta puede o no hacer alguna de estas cosas. Independientemente de su estilo profesional, su terapeuta debe brindarle apoyo emocional mientras está en terapia y ayudarlo a reflexionar sobre los desafíos de su vida.

Mantenga una mente abierta.

Durante su primera cita, es útil mantener la mente abierta. Permítase experimentar el proceso, observe cómo se siente durante y después, y luego tome una decisión informada independientemente de si su terapeuta es adecuado para usted o si necesita más tiempo para decidir. No todos los terapeutas serán adecuados para usted. Escuchar sus emociones puede ayudarlo a decidir si usted y su terapeuta son adecuados entre sí. Recuerde que el hecho de que alguien sea terapeuta no significa necesariamente que usted va a sentirse cómodo para trabajar con él o ella. Para que la terapia sea exitosa, es esencial que se sienta cómodo al hablar con su terapeuta. Si no lo hace, es posible que desee tener algunas sesiones más para ver si sus sentimientos cambiarán. Si después de varias sesiones todavía no está seguro acerca de su terapeuta, tal vez desee considerar hablar con otro.
¿Atascado porque no sabe que decir? Pruebe la “Asociación libre”

A menudo, los clientes se preocupan por saber de qué hablar durante la terapia y se estresan por no tener nada que decir. La dificultad para encontrar algo que decir es común, y en realidad es algo de lo que hablar. Hay varias razones por las que encontrar algo para hablar es difícil (es decir, no sentirse lo suficientemente cómodo o preocuparse por ser juzgado si revela demasiado). Con la ayuda de su terapeuta, los dos pueden desear explorar las razones por las que están luchando por saber qué decir. También es posible que se sorprenda al descubrir a dónde irá su conversación en la terapia si no intenta planificar lo que va a decir. La Asociación libre es el proceso de decir lo primero que se le viene a la mente sin censura. Lo que realmente surge en el curso de su terapia puede ser una sorpresa para usted. Esto es parte de la "cura de hablar" y una de las razones por las cuales la terapia es efectiva.

El silencio también es bueno.

Algunas veces en el transcurso de una sesión puede haber silencio, que de hecho puede ser una ayuda poderosa en la terapia. A menudo, nuestras vidas están llenas de ruido y "conversaciones triviales" que pueden hacer que el silencio sea extraño al principio, pero luego puede ser muy reconfortante. Cuando llenamos la sesión de terapia con palabras, esto deja espacio para nada más. Piense en la terapia como una taza, si ya está "llena" de palabras, ¿hay lugar para cualquier otra cosa? El silencio crea un espacio para experiencias que típicamente no ocurrirían cuando este no está presente. El silencio puede ofrecer la clave para comprendernos a nosotros mismos en un nivel más profundo.

Tomarse el tiempo para la mejora personal y el desarrollo puede ser una experiencia muy gratificante. Reflexionar sobre nuestras motivaciones y acciones es saludable porque nos permite ver cómo nuestras acciones afectan nuestras vidas. Sentirse nervioso o inseguro acerca de comenzar la terapia es normal, pero una vez que encuentre al terapeuta correcto, esto debería desaparecer. Trabajar con el profesional adecuado lo ayudará a sentirse lo suficientemente cómodo como para reflexionar sobre su vida y descubrir nuevas formas de abordar los problemas. Finalmente, recuerde que usted no es el único ser humano que está experimentando los problemas con los que está lidiando, y mantener la mente abierta puede permitirle ser más resistente al proceso de terapia, pase lo que pase en sus sesiones de terapia.