Síndrome del impostor(a): ¿que es y como se relaciona con la crisis por covid 19?
June 30, 2021
Reflexiones sobre el perdonar
July 30, 2021

¿Qué le hace el porno al cerebro?

Guzman Psychotherapy

La pornografía existe desde la antigüedad. Los cavernícolas dibujaban escenas eróticas en las cuevas y luego los griegos en estatuas.

En la actualidad el consumo frecuente de material pornográfico se ha disparado en la última década y surge entonces la pregunta ¿es el porno inofensivo?

Algunas personas lo consideran una manera rápida y sana de aliviar tensiones mediante la auto estimulación, de explorar gustos y preferencias sexuales sin moverse de casa lo que puede ser relativamente cierto y benéfico a corto plazo, pero incrementa el riesgo de desarrollar adicción y generar afectaciones mayores.

Los efectos del porno en el cerebro se asocian al sistema límbico (sensación de recompensa y placer).

Cuando nos autoestimulamos con pornografía se aumenta la producción de glutamato (hormona que permite recordemos la experiencia como positiva) y de dopamina (hormona de la felicidad). Lo que ocasiona que el cuerpo reaccione ante ese estimulo de manera intensa y real de placer sexual.

Estas altas dosis de dopamina y glutamato hacen que cada vez debas consumir más contenido y de mayor variedad, llegando al punto de preferir el porno sobre otras actividades simples que antes disfrutabas, y es allí donde se puede convertir en una adicción grave.

Algunas consecuencias del consumo elevado de material pornográfico son:

  • Disminución de la libido: afecta la capacidad de mantener erecciones y alcanzar el orgasmo.
  • Habitúa al cuerpo a responder solo frente a imágenes en la pantalla, por lo que cuando estés con tu pareja tu cuerpo no responderá adecuadamente. Sintiendo culpa, vergüenza, frustración y falta de confianza en uno mismo.
  • Disminuye la motivación para salir a conocer otras personas y construir relaciones fructíferas y duraderas.
  • Encerrarnos en nosotros mismos y disfrutando solo el placer instantáneo.
  • Disminución de autoestima, lo que aumenta el consumo de porno para bajar el sufrimiento momentáneamente.
  • Fuertes sensaciones de desmotivación, vergüenza y vacio.

En este sentido la pornografía consumida sin control y para escapar de la realidad se convierte en un problema serio.