Hablemos de violencia doméstica
September 29, 2020
¿Qué es y qué se hace en terapia psicológica?
October 28, 2020

Se asertivo en el trabajo como estrategia para reducir el estrés

Guzman Psychotherapy

“La diferencia básica entre ser asertivo y ser agresivo es lo que nuestras palabras y comportamiento afecta a los derechos y el bienestar de los demás”.

Sharon Anthony Bower

En los últimos años el concepto de asertividad ha tomado gran importancia en cualquier área de desarrollo de una persona: individual, social, familiar y en el ámbito laboral. En el presente artículo nos centraremos en la asertividad como elemento asociado al sitio de trabajo y empezare dando su definición desde la visión de la psicóloga Olga Castanyer, quien plantea que “es la capacidad de autoafirmar los propios derechos sin dejarse manipular y sin manipular a los demás”, en otras palabras ser asertivo (a) consiste en tener la capacidad de expresar sentimientos y pensamientos de manera respetuosa hacia los demás y tomar siempre en cuenta las consecuencias de aquello que se dice o hace. Queda claro entonces, que las conductas asertivas se basan en el respeto y la responsabilidad.

Al ser vista la asertividad como una capacidad, entendemos que es algo que los seres humanos vamos aprendiendo a lo largo de nuestra existencia, además existe una estrecha relación entre el ser asertivo, el estilo de comunicación empleado y el manejo del estrés que generan los ambientes de trabajo.

A partir de lo anterior un método para reducir el estrés y obtener satisfacción laboral, es generar relaciones asertivas en el entorno profesional, sin importar si somos subordinados, supervisores, compañeros, clientes o proveedores. Surge entonces la pregunta de como podemos lograrlo, te dejo algunos consejos prácticos, que podrás utilizar poco a poco, recuerda el ser asertivo se va aprendiendo:

  • Reconocer mis derechos, y asumir que los demás también los tienen, en esa medida es una relación donde el respeto y la consideración deben ir en doble vía (se da y se recibe).
  • Maneja la ansiedad ante situaciones difíciles, respira profundamente, piensa bien que vas a decir y como lo vas a decir.
  • Presta atención no solo a tu comunicación verbal sino a la no verbal (gestos, miradas, movimientos).
  • Escoge el momento adecuado para transmitir tu mensaje.

En la medida en que nos comportamos de una manera asertiva en nuestro trabajo, a mediano plazo empezaremos a percibir sus beneficios no solo a nivel individual sino colectivo (compañeros de trabajo). Así mismo, podrás enfrentar situaciones difíciles de manera más relajada, menos recarga laboral (piensa un momento en el alivio de llevarte bien con los demás y evitar así discusiones frecuentes). Si eres más asertivo las personas que te rodean también lo serán contigo (por ejemplo, si eres un líder y utilizas un tono de voz agradable para dar instrucciones es muy probable que tus palabras sean comprendidas y ejecutadas de mejor forma).

El aumento de comportamientos asertivos en nuestro desempeño laboral aumenta nuestra autoestima, reduce los niveles de estrés y mejora la sensación de satisfacción con el sitio y/o puesto de trabajo, esto debido a que sin darnos cuenta estaremos contribuyendo mejorar las relaciones sociales y el clima laboral de la empresa a la que pertenecemos.

Ser asertivo no implica considerarnos mejor que los demás, todo lo contrario, la asertividad laboral va unida a tener claras las metas personales y como estas se pueden entrelazar con las de nuestro trabajo y en esa medida organizar las estrategias para alcanzarlas de forma equilibrada.

Finalmente, los trabajadores llegan a sentirse satisfechos cuando se desenvuelven a gusto en lo que hacen, pasando por encima de los problemas y de sus emociones negativas en aras de conseguir buenos resultados. La posibilidad de hacer lo que nos gusta, es parte de trabajar en nuestra asertividad dado que identificamos lo que no nos agrada y emprendemos la tarea de encontrar soluciones para cambiarlo o modificarlo a algo positivo.